Una fábrica de sueños

Cuando éramos chicos, el sueño de la mayoría era vivir rodeados de helado. Nada nos daba más felicidad que esas tardes de verano en las que cualquier paseo terminaba con una visita a la heladería, donde los colores y los sabores nos llenaban de sonrisas. De grandes, en Moratto quisimos conservar esa ilusión: cumplimos ese…